Warning: Table './carlosde_drpl1/nat_cache_page' is marked as crashed and last (automatic?) repair failed query: SELECT data, created, headers, expire, serialized FROM nat_cache_page WHERE cid = 'http://www.fondosaludambiental.org/index.php?q=node/86&page=2' in /home/carlosde/public_html/includes/database.mysql.inc on line 135
Ftalatos | Fondo para la Defensa de la Salud Ambiental (Fodesam)

Bookmark and Share

Ftalatos

Los ftalatos pueden estar presentes en multitud de productos, incluídos productos de aseo, cremas, cosmétcios, perfumes,...

¿DÓNDE SE OCULTAN?

Los ftalatos –en torno a un 40% de los cuales pueden tener propiedades estrogénicas- son un grupo de sustancias químicas que ha sido empleado con profusión. Han sido usados para plastificar el PVC blando usado en vehículos, muebles, impermeables, material médico, juguetes e incluso tetinas de biberón y mordedores infantiles, o en plásticos usados en la construcción, en los suelos, en recubrimientos, en envases o en ropas, habiendo sido también utilizados como disolventes, pero también en la fabricación de celulosa, caucho, barnices, lubricantes, esmaltes para uñas, insecticidas, repelentes de insectos, adhesivos, detergentes, tintas de impresión, cosméticos, jabones, champús, fijadores en perfumes, etc. Son sin duda uno de los grupos de sustancias sintéticas más ampliamente utilizados. Según datos del año 2002, cada año se fabricaban y empleaban en Europa más de un millón de toneladas de ftalatos, siendo los principales el dietil hexil ftalato (DEHP), el di-isononil ftalato (DINP), el di-iso-decil ftalato (DIDP) el dimetil ftalato (DMP) , el dietil ftalato (DEP) y el dibutil ftalato (DBP).

 

¿QUÉ DELITOS SE LES ATRIBUYEN?

Se ha documentado su fácil migración desde los productos que lo contienen y su acumulación en las personas. Los datos existentes sobre la concentración de ftalatos en la orina muestran una amplia exposición humana a este tipo de compuestos. Especialmente preocupan algunos ftalatos muy usados, como el dietil ftalato ,por ejemplo, que se ha encontrado en la orina humana en concentraciones decenas de veces superiores a las de otros ftalatos (1) , asociándose altas concentraciones con posibles cambios en el ADN de los espermatozoides (2). Otros estudios han asociado una determinada presencia en orina de dos metabolitos del dietil ftalato ,MEP (monoéster) y MBP (monobutil ftalato) a una limitación de la función pulmonar en hombres adultos (3) .

Existen investigaciones que han asociado la presencia de metabolitos de diversos ftalatos , como el DEHP, en la orina con la telarquia (un desarrollo prematuro de las mamas en las niñas) (4) . Otros han vinculado este tipo de compuestos con los más diversos desarreglos, desde la exacerbación de las respuestas alérgicas o el asma infantil, al confinamiento de los testículos en la cavidad abdominal (criptorquidia) o el acortamiento de la distancia anogenital en los recién nacidos.

Entre los ftalatos se encuentran sustancias que son fuertes disruptores endocrinos. Según los tipos de ftalatos, que además pueden tener efectos combinados, se han descrito efectos antiestrogénicos, estrogénicos, citotóxicos,... sobre células de cáncer de mama humanas (5) . Otros experimentos hablan del modo en que pueden perjudicar los procesos de formación de los folículos ováricos o de su carácter de tóxicos reproductivos, de su papel en la aparición de malformaciones congénitas e incluso en la muerte de los fetos. En estudios sobre roedores se ha visto como la exposición de las madres al DEHP/MEHP venía de la mano con fallos en la implantación uterina, problemas de crecimiento de los fetos y ,posteriormente, de las crías nacidas, problemas cardiovasculares, esqueléticos u oculares y, entre otras cosas, mayor mortalidad. Si hay unos órganos que se ven especialmente afectados en los seres vivos expuestos a estas sustancias mientras se desarrollan en el interior de sus madres y en la infancia son los sexuales ocasionándose como consecuencia una caída de la fertilidad masculina y femenina(que puede llegar a ser absoluta en este caso). Daños diversos en el aparato reproductor han sido descritos también para el DINP, DBP, BBP, DPP o DHP, además de para el DEHP/MEHP , al que además, por cierto, se liga al cáncer de hígado. Se sabe por otro lado que los ftalatos pueden suprimir la respuesta inmunitaria (6) o, según el caso, estimularla hasta el punto de propiciar reacciones alérgicas.

Alguna investigación ha asociado la exposición a diversos ftalatos con nacimientos prematuros.

Llama la atención que estos compuestos químicos hayan sido usados con la profusión que lo han sido, por ejemplo, en productos que pueden representar vías de exposición humana particularmente directas y poderosas. Por ejemplo su utilización en muchos perfumes, pudiendo ser absorbidos desde la piel a la sangre, o incluso en mordedores infantiles de PVC, de modo que los niños pudieran ingerirlos con la saliva (uso éste que hubo de ser limitado en la UE en 1999 tras unas fuertes movilizaciones sociales). Es una más de las muchas evidencias existentes de que los tóxicos que pueden perjudicarnos, lejos de proceder con frecuencia de emisiones industriales, pueden estar en los productos de uso más cotidiano, esos que creemos, por un acto de fé, que no pueden contenerlos.

Muestra del cambio que debe operarse en la mentalidad de algunos sectores del estamento médico para que comprendan la amenaza de algunas sustancias químicas sobre la salud humana es que precisamente sean las instalaciones sanitarias un ejemplo claro de exposición a contaminantes como los ftalatos, presentes en muchos elementos hospitalarios (7), como puedan ser las bolsas de sangre. Por ejemplo, el DEHP , uno de los ftalatos más peligrosos según los estudios realizados, llega a integrar entre el 20 y el 40% de la composición de muchos de estos y otros útiles sanitarios. Se han descrito diversos problemas sanitarios en niños con ventilación artificial, enfermos que se sometían a diálisis, y otros pacientes hospitalarios expuestos de diversas formas.

Debemos tener presente que los estudios realizados con personas muestran datos muy preocupantes ( 8 ). Así ,por ejemplo, aquellos que muestran la ligazón que parece existir entre la detección de altos niveles de ftalatos y problemas como la telarquia, a lo que antes aludimos, o como la endometriosis que castiga a tantas mujeres en el mundo ( 9 ) .


 

CONSULTAR DIVERSAS ENTRADAS DONDE SE ALUDE A LOS FTALATOS EN ESTA WEB
 

Advertencia: contenidos bajo  © Copyright

 

NOTAS


 1 Se han investigado las diferentes vías de exposición a los ftalatos, constatando la importancia de la vía inhalatoria ( Adibi JJ., Perera FP, et al. (2003) Prenatal exposures to phtalates among women in New York City and Krakow, Poland. Environmental Health Perspectives 11 (14): 1719-1722), pero también la de absorción por la piel, tras de la cual se extiende por el organismo (WHO (2003) Diethyl phtalate. Concise International Chemical Assesstment Document 52. WHO, Geneva.ISBN 92_4- 15052-9 (LC/NLM Classification: QV 612), ISSN 1020-6167).. Dentro del cuerpo humano el dietil ftalato se metaboliza , convirtiéndose en monoéster (MEP). Las mayores concentraciones se detectan en las mujeres probablemente por su empleo de productos de cuidado del cabello, perfumes y cosméticos (Silva MJ et al. Urinary levels of seven phtalate metabolites in the US population from the National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES) 1999-2000. Environmental Health Perspectives 112 (3): 331-338 ) .

 

2 Duty SM, et al. (2003)The relationship between environmental exposures to phtalates and DNA damage in human sperm using neutral comet assay. Environmental Health Perspectives 11 (9): 1164-1169

 

3 Hoppin JA et al. (2004) Phtalate exposure and pulmonary function. Environmental Health Perspectives 112 (5): 571-574.

 

4 Colon et al. (2000). Identification of phtalate esters in the serum of young Puerto Rican girls with premature breast developtment. Environmental Health Perspectives; 108 (9): 895-900. El estudio muestra conclusiones extremadamente claras en cuanto a la asociación entre la alta exposición a ftalatos y el desarrollo de la anomalía.
 

5 Por ejemplo: Okubo T et al (2003). Estimation of estrogenic and antiestrogenic activities of some phtalate diesters and monoesters by MCF-7 cell proliferation assay in vitro. Biol Pharm Bull; 26 (8 ): 1219-1224

 

6 Larsen ST et al. (2001) Adjuvant and immuno-supresive effect of six monophtalates in a subcutaneous injection model with BALB/c mice, Toxicology: 169 (1) :37-51


 7 Muchos pacientes, desde los que reciben tratamientos de diálisis a transfusiones, pasando por los niños prematuros, podrían verse expuestos a altos niveles de ftalatos.


 8 El informe Legado químico, realizado para Greenpeace, resume algunos de ellos.


 9 Corbellis L et al (2003) High plasma concentrations of di-(2-ethyl-hexul)-phtalate in women with endometriosis. Hum Reproduction; 18 (7): 512-519


 


 UN ESTUDIO INTERESANTE A MODO DE EJEMPLO, SOBRE LA PRESENCIA DE FTALATOS EN UN AMBIENTE CERRADO:

Phthalates in Indoor Dust and Their Association with Building Characteristics

Environ Health Perspect. 2005 October; 113(10): 1399–1404. Published online 2005 June 1. doi: 10.1289/ehp.7809.

Comparte este artículo a través de tus redes sociales


Bookmark and Share